Una presentación eficaz genera un cambio en la audiencia. Para lograrlo es necesario informar, motivar y persuadir al público. Esto es más sencillo si se está convencido y preparado con el mensaje que se va transmitir.

A continuación sugerimos 3 puntos clave para exponer de manera efectiva:

1. Centrarse y conectar con la audiencia:
  • Conoce a la audiencia: antes de preparar la exposición es importante analizar el tipo de audiencia a la cual te vas a dirigir, busca transmitir el mensaje de una forma que conectes con sus intereses.
  • Prepara la apertura: debe de llamar la atención de tu público desde el inicio de la presentación, algunas ideas para lograrlo es el utilizar una cita, anécdota, pregunta retórica o mencionar el objetivo de la presentación.
  • Interés genera interés: para mantener a la audiencia cautiva, es necesario proyectar interés y entusiasmo con el tema expuesto, así como seguridad y conocimiento profundo del mismo.
2. Respeta a tu audiencia:
  • Puntualidad: el llegar antes de la presentación tiene sus ventajas, te permite familiarizarte con el lugar, resolver detalles imprevistos, preparar el equipo y material que vas requerir, además que iniciar de manera puntual demuestra respeto al público.
  • Las diapositivas sólo son un apoyo visual: No es convincente leer, recuerda que el rol de un buen presentador es transmitir el mensaje de una manera sencilla para que el público pueda entenderlo y recordarlo.
  • Cuida el tiempo: Respeta el tiempo que te fue asignado, practica antes de presentar y mide el tiempo que tardas, es cuestión de logística.
  • Contacto visual: hacer el contacto visual con toda la audiencia, te ayudará a mantener su atención.
3. Comunica eficazmente:

Todo en ti comunica: la vestimenta, el lenguaje corporal, los apoyos y material utilizados en tu presentación, así como las palabras y el tono de voz.

Si en conjunto lo anterior mantiene una coherencia, el mensaje mandado a la audiencia será más convincente. Algunos tips para tener más control sobre lo que comunicas:

  • Realiza los movimientos corporales con naturalidad, expón de forma amena.
  • Evita el uso muletillas (este, eh, ah), si te sientes con la necesidad de usarlas, intenta mejor respirar o hacer pausas.
  • Realiza una presentación estructurada, no olvides incorporar a tu presentación una introducción, un desarrollo y una conclusión.

Voz:

  • Utiliza volumen de voz modulado y lo suficientemente alto para que toda tu audiencia te escuche.
  • Mantén fluidez y claridad al decir las palabras.
  • Utiliza una velocidad al hablar/exponer que permita a la audiencia entenderte y procesar lo que estás diciendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.