La tecnología está constantemente transformando nuestras vidas, principalmente los medios de comunicación.

A veces, la implementación de herramientas tecnológicas en áreas de oportunidad puede hacer una gran diferencia en materia de recursos y productividad.

Presentamos dos casos en los que el uso de comunicaciones unificadas significó un cambio de impacto para el área donde se implementó. Ya que en ambos casos no se transformó tan sólo el sistema, sino toda la experiencia de usuario, mejorando el servicio y su funcionamiento.

El primero de ellos se llevó a cabo en la industria de la salud, en el Centro Hospitalario Regional Universitario de Lille. En este caso se implementó un sistema de comunicaciones que logró agilizar procesos drásticamente, que actividades como ingresar a un paciente al hospital, que podía llegar a tomar horas, ahora pueden realizarse en cinco minutos.

El segundo de los casos fue aplicar un sistema funcional con la infraestructura ya existente para los juicios remotos del Poder Judicial del Estado. Este fue de la mano con otras herramientas que mejoraron la eficiencia de procesos y la interfaz de usuario en general, integrando beneficios tanto para los reos como para el juzgado y la gente involucrada en el proceso.

Sin duda, un sistema de comunicación va mucho más allá de un ahorro de gastos para la empresa, sino un beneficio tangible para los usuarios que incluso eleva el servicio al cliente y genera una confianza mucho más profunda hacia la organización.




New Call-to-action



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.