Al analizar a detalle a las empresas que son líderes del mercado y quienes han permanecido a la cabeza con el paso del tiempo, podemos concluir que estas comparten algo en común, y es que el éxito radica en contar con una estrategia bien fundamentada. Una organización no solo debe enfocarse al cumplimiento de un cierto nivel de ventas o en expandir su negocio, son los valores, la visión y el modelo de negocios trabajando en conjunto, los que ofrecen una verdadera ventaja competitiva para hacer frente a los retos del mercado moderno.

A continuación enlistamos los elementos fundamentales para desarrollar una estrategia empresarial exitosa: 

  1. Valores empresariales: Estos valores son las creencias básicas compartidas que rigen el comportamiento individual y grupal en cualquier organización, en otras palabras establecen la forma en que hay que conducirse y proyectar la marca, formando la base de los objetivos estratégicos.
  1. Misión: Representa la razón de ser de una empresa, ¿para qué se creo?, ¿quién es su mercado?, ¿qué hacen?, ¿por qué lo hacen? Describe brevemente el negocio y resalta su valor agregado sobre la competencia, una buena misión empresarial no solo comunica el propósito, sino que transmite el sentido de existencia y de los esfuerzos que se realizan dentro de la organización.
  1. Visión: Esta debe ser desarrollada sobre los valores empresariales y se puede considerar una extensión de la Misión. Debe incluir un plazo claro (a menudo un horizonte de tres a cinco años) y actuar como una señal en el camino para lograr a la misión empresarial.
  1. Propuesta de valor: Esta representa el conjunto de beneficios y calidad de los servicios y/o productos que la empresa entrega, en otras palabras es la gran promesa por la cual los clientes de una compañía la reconocen o prefieren frente a sus competidores. 
  1. Modelo de negocios: es el plano estratégico a implementar a través de las capacidades organizacionales, los procesos y sistemas. Este lo definen los segmentos del mercado, grupos de personas u organizaciones a las cuales se desea llegar o alcanzar.

El éxito radica en generar una oferta de valor a través de estas bases y considerar tres ideas principales:

  1. Excelencia operacional: Ofrecer productos y servicios a un precio justo por el beneficio que se obtendrá (costo – beneficio).
  2. Liderazgo de producto o servicio: Actualizar continuamente productos y servicios para mantener la vanguardia y calidad en la oferta.
  3. Personalización: Ofrecer un valor agregado en cada producto y servicio para satisfacer las necesidades únicas de cada cliente y rebasar las expectativas de calidad de este. 

Unificar y transmitir cada uno de estos elementos de manera constante desde dentro de la organización hacia afuera, le ayudarán a consolidar su compañía y a distinguirse de sus competidores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.